Diferencias entre la estimación directa y objetiva

98 521 99 19
Diferencias entre la estimación directa y objetiva

Si alguna vez te has tenido que dar de alta de autónomo y no estabas bien informado a través de la asesoría para autónomos en Oviedo, en el momento de realizar la inscripción, te sonaría a desconocido la pregunta del funcionario que te cuestionó sobre si ibas a declarar el IRPF por estimación directa o simplificada o por estimación objetiva, también conocida como módulos.

La elección de uno u otro método es relevante, pues de querer cambiar de una a otra han de pasar al menos tres años. Para no equivocarse, lo ideal es acudir con anterioridad a Asesores Zapico para que nos asesore si debemos elegir uno u otro método. Aún así, vamos a explicar en qué consisten ambas alternativas de tributación.

Comenzando por la estimación directa, por que es la que eligen la mayoría de autónomos, básicamente porque se pueden acoger a ella los autónomos que no superen un volumen de negocio superior a los 500.000 euros, una cifra muy lejana para la gran mayoría de trabajadores por cuenta propia. Este método implica el cálculo del beneficio real obtenido en la realización de la actividad, para lo cual hay que determinar el volumen de ingresos, al que se le descuentan los gastos deducibles, obteniendo como resultado el beneficio/pérdida neto y aplicando a esa cantidad el tipo impositivo correspondiente.

Más proclives a contratar los servicios de la asesoría para autónomos en Oviedo son los que se acogen a la estimación objetiva o por módulos, casi siempre relativos a pequeños comercios, que pagan de forma fija una cuota, pero cuya tributación no determina el beneficio real, sino una estimación del mismo en base a los medios de producción de los que se dispone y de la supuesta rentabilidad que el negocio debería obtener.